Vuelta a la Luna: se inicia la misión Artemis I

por | 16 noviembre 2022

El 16 de noviembre, a primera hora de la mañana en España y en la madrugada estadounidense, el cohete SLS de la NASA con la nave espacial Orion y el Módulo de Servicio Europeo (ESM) comenzó su viaje hacia la Luna tras su despegue exitoso desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida, dando por fin inicio, tras varias reprogramaciones, a la misión Artemis I.

Tras el lanzamiento, la nave espacial ha pasado dos horas dando vueltas alrededor de la Tierra antes de ser impulsada hacia la Luna. Todo está funcionando según lo previsto y ahora comienza su crucero de diez días hacia nuestro satélite natural.

El sistema de lanzamiento espacial (SLS) de la NASA, el cohete más potente jamás construido, se ha diseñado para que la nave espacial Orion transporte astronautas y módulos Gateway a la Luna. Aunque el vuelo de prueba de Artemis I no está tripulado, ya se están fabricando las tres próximas naves espaciales con el hardware de más de 20 empresas procedentes de diez países europeos, entre ellos España.

La etapa central del cohete SLS mide casi 65 metros de largo y está compuesta por un depósito de unos 740.000 litros de oxígeno líquido, un depósito de hidrógeno líquido de unos 200.000 litros, con una sección entre medias que une ambos depósitos de combustible, un faldón superior que la conecta con la etapa superior, y una sección de motores con cuatro motores RS-25 que se combinan para proporcionar un empuje de casi 10 millones de Newton. Un equipo de Boeing fabrica la etapa central en la planta de ensamblaje de Michoud de la NASA en Nueva Orleans (Louisiana), con componentes fabricados por más de 430 proveedores de todo Estados Unidos.

La primera misión del programa Artemis, tiene prevista una duración de 26 días en los que llevará a la nave espacial  Orion y el Módulo de Servicio Europeo (ESM) hasta la Luna y de vuelta a la Tierra. Ambos pasarán aproximadamente una semana orbitando la Luna, durante las que el ESM encenderá sus 33 motores para mantener el rumbo de la nave espacial y colocarla en la mejor posición para que sus cuatro matrices solares de 7 metros de largo reciban la luz del Sol.

El ESM también mantiene la nave espacial funcionando a temperaturas adecuadas y alberga todos los tanques de combustible necesarios para los motores. En futuras misiones de Artemis, el ESM facilitará aire y agua a los astronautas que trabajen en el módulo Orion.

Artemis I finalizará el recorrido con un amerizaje en el Océano Pacífico, frente a la costa de California (Estados Unidos). El ESM se separará y desintegrará sin riesgo alguno en la atmósfera poco antes de que el módulo de la tripulación de Orion americe. La industria europea ya está trabajando en los ESM de las próximas misiones del programa Artemis.

«El Módulo de Servicio Europeo y la nave espacial Orion son el resultado de décadas de una inmejorable colaboración entre la ESA y la NASA. Desde los telescopios Hubble y Webb y el Satélite de observación de la Tierra, Sentinel-6, hasta la Estación Espacial Internacional y, ahora, Artemis, la ESA se enorgullece de ser el socio predilecto de la NASA y, gracias a este lanzamiento, poder llevar al ser humano a la Luna».

Josef Aschbacher, director general de la ESA.

Todos los sistemas al límite

La misión Artemis I pondrá a prueba la nave espacial Orión completa en el espacio por primera vez. Esta misión se realiza sin tripulación y todos los sistemas se pondrán al límite, lo que es vital para garantizar la seguridad de los tripulantes en futuras misiones a bordo de la cápsula Orión.

El ESM fue construido por Airbus bajo contrato con la Agencia Espacial Europea (ESA). Sirve como sistema de propulsión principal de la nave espacial Orión, al tiempo que proporciona control de maniobras orbitales y posicionamiento. Otra función importante del ESM es proporcionar a la tripulación de la nave espacial elementos críticos de soporte vital -incluyendo agua y oxígeno- y regula las condiciones térmicas a bordo de Orión.

Incluso antes del lanzamiento, el ESM se encargó de varias tareas, como la refrigeración de los sistemas de la nave espacial en la plataforma de lanzamiento.

Orion: Minuto a minuto

Sólo 54 segundos después del lanzamiento, el cohete SLS alcanzó la velocidad supersónica. A los ocho minutos de vuelo, Orion se separó de la etapa principal del cohete y la nave alcanzó la gravedad cero mientras seguía unida a la etapa superior criogénica del SLS.

A los 18 minutos de vuelo, llegó el momento de encender la fuente de alimentación de Orión. Se desplegó el característico conjunto solar de cuatro alas del ESM y el equipo esperó con ansia que los sensores se pusieran en verde, indicando que todo estaba bien.

Posteriormente, Orion viajó a una órbita mucho más alta, pasando de un perigeo de aproximadamente 26 km a unos 160 km. Unos 90 minutos después del lanzamiento, con el encendido del último motor de la etapa superior, el módulo fue impulsado hacia la órbita lunar. En ese momento, los paneles solares se plegaron ligeramente hacia atrás 35 grados para reducir las cargas generadas por el encendido del motor antes de la separación de la etapa superior del cohete.

Siete horas después del lanzamiento, los paneles solares se colocarán en su posición final para suministrar energía a la nave espacial Orión. Los paneles generan 11 kilovatios (kW) de energía, de los cuales 1,3 kW se suministran al ESM. 11kW equivale aproximadamente al consumo de 11 aspiradoras domésticas estándar. Por tanto, el ESM requiere aproximadamente la misma cantidad de energía que una sola aspiradora.

Además de suministrar energía, el ESM también regula la temperatura de toda la nave espacial Orión durante el vuelo. Al igual que nosotros en la Tierra, cuando está expuesta a la sombra, la nave espacial se vuelve especialmente fría, mientras que cuando está orientada al sol, se calienta mucho. Por lo tanto, los elementos de calefacción calientan el lado sombreado, mientras que los radiadores emiten calor para enfriar el lado soleado.

Avion Revue

Avion Revue

Fundada en 1982 Avion Revue Internacional es líder en la información aeronáutica en español. Desde su creación ha reflejado cada aspecto de la aviación, desde la aviación comercial a la militar, pasando por el sector aeroespacial, la historia, la técnica y la aviación ejecutiva. Mes tras mes, Avion Revue cubre todas las novedades y noticias destacadas del mundo de la aviación tanto nacional como internacional, en España y Latinoamérica.