Airbus operó por primera vez un helicóptero con 100% biocombustible

por | 1 julio 2022

El fabricante europeo Airbus operó por primera vez un helicóptero H225 con 100% biocombustible.

El H225 fue impulsado en su vuelo en su totalidad con combustible de aviación sostenible (SAF) en sus dos motores. 

De acuerdo con el vicepresidente ejecutivo de Ingeniería y jefe técnico de Airbus, Stefan Thome, este vuelo es un hito que ayudará a certificar el uso de 100% de SAF en sus helicópteros, lo que significará una reducción de hasta el 90% de las emisiones de carbono.

Este no es el primer vuelo de esta clase, pues en noviembre del año pasado, se utilizó SAF para alimentar uno de los motores Makila 2 de Safran. Ahora, se espera que continúen las pruebas en otros tipos de aeronaves de ala rotativa con diferentes diseños de combustible y motores, con lo que se espera lograr su certificación en 2030.

“El uso de SAF es una de las palancas que Airbus Helicopters utilizará para lograr su ambición de reducir las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) de sus helicópteros en un 50% para 2030. Uno de los principales beneficios del uso de este nuevo combustible es que permite que la aeronave minimice su huella de carbono manteniendo el mismo rendimiento de vuelo”, dijo Thome.

Datos del informe Waypoint 2050 realizado por Air Transport Action Group, grupo de expertos de la industria de la aviación enfocado en temas de desarrollo sostenible, el uso de SAF en la aviación podría representar entre el 50% al 75% de la reducción de CO2 necesaria para alcanzar las emisiones netas de carbono para 2050 en la industria del transporte aéreo. 

Sin embargo, en la actualidad, la producción de SAF mundial representa tan solo el 0,1% del total de combustible de aviación y se están realizando esfuerzos para aumentar la tasa de producción para satisfacer la demanda de turbosina verde.

Alberto López

Alberto López

Apasionado por la aviación, profesional en comunicaciones y periodismo, piloto aviador comercial y despachador; más recientemente, docente universitario. Trabajé por siete años en TACA, en Operaciones Aéreas como despachador, con acreditación de la FAA. Mi segunda profesión, comunicaciones y periodismo, me permite escribir con pasión absoluta sobre el maravilloso mundo de la aviación.