Aviación Comercial, Industria

Airbus anuncia 15.000 despidos

Airbus ha anunciado sus planes para adaptar su plantilla global en 15.000 personas y redimensionar su actividad de aviones comerciales en respuesta a la crisis del COVID-19.

Airbus prevé que esta adaptación resulte en una reducción de alrededor de 15.000 empleos hasta el verano de 2021 como muy tarde. Se ha iniciado el proceso de información y consulta con los interlocutores sociales con miras a alcanzar acuerdos para su aplicación a partir del otoño de 2020.

Un 10% mas de recorte de producción

El pasado abril Airbus ya anunció, como primera medida ante la crisis generada por el COVID, una reducción de su tasa de producción de aviones comerciales en un tercio.

Guillaume Faury, CEO de Airbus

Ahora evalúa en un 40% la reducción de actividad de la aviación comercial y reconoce que “nuestras primeras evaluaciones fueron correctas respecto a la dolorosa decisión de reducir la producción. No prevemos más reducciones, pero estamos en un escenario incierto y no se puede descartar que nos veamos obligados a tomar ninguna otra medida para asegurar la supervivencia de la compañía” afirmó Guillaume Faury en videoconferencia con medios, entre los que estaba Avion Revue.

Faury agradeció a los gobiernos su apoyo, lo que le ha permitido limitar las medidas de adaptación necesarias: “hemos reducido un 30% la producción, probablemente tengamos que ampliar hasta el 40%, pero no hemos reducido un 30% nuestra fuerza laboral gracias a los planes de ayuda y previsión de los gobiernos europeos”. En 2019 Airbus contaba con una plantilla de alrededor de 135.000 empleados, de los cuales aproximadamente 90.000 están empleados en la división de aviación comercial, de modo que un 30% hubiera supuesto un recorte mucho mayor.

Sin embargo, dado que no se espera que el tráfico aéreo recupere los niveles anteriores al COVID-19 antes del 2023 o incluso del 2025, “Airbus necesita ahora tomar medidas adicionales que reflejen las perspectivas de la industria tras la crisis del COVID-19”.

Tras el profundo análisis de la demanda de los clientes llevado a cabo en los últimos meses, Airbus prevé la necesidad de adaptar su plantilla global a la situación creada por el COVID-19 con reducciones de aproximadamente:

  • 5.000 puestos de trabajo en Francia
  • 5.100 puestos de trabajo en Alemania
  • 900 puestos de trabajo en España
  • 1.700 puestos de trabajo en el Reino Unido
  • 1.300 puestos de trabajo en los otros centros de Airbus en el resto del mundo

Estas cifras incluyen las filiales de Airbus Stelia en Francia y Premium AEROTEC en Alemania. Sin embargo, no incluyen alrededor de 900 empleos resultantes de una necesidad de adaptación previa a la situación COVID-19 en Premium AEROTEC en Alemania, y que ahora se implementará como parte de este plan de adaptación global. No incluyen tampoco las divisiones de Airbus Helicopters ni Airbus D&S, que se anunciarán por separado más adelante.

Sin presiones políticas

Preguntado por el peso de los despidos en cada país, Faury afirmó que “el ajuste se debe exclusivamente a razones de producción y no políticas. Si se ensamblan menos aviones, necesitamos menos gente en las FAL, pero tenemos que seguir produciendo alas, conos de cola y todos los demás componentes, y también ajustarlo a la demanda de cada modelo, de ahí las proporciones que hemos anunciado para cada país”. El CEO de Airbus también anunció que van a finalizar los contratos con empresas externas que daban soporte a la producción, en favor del mantenimiento de empleos propios.

Emmanuel Macron y Angela Merkel junto a Guillaume Faury, visitiando la FAL del Airbus A350.

Los detalles del plan de adaptación al COVID-19 deben de ser finalizados con los agentes sociales, “aunque actualmente no se pueden descartar medidas forzadas”. Airbus trabajará con sus interlocutores sociales para limitar el impacto de este plan apoyándose en todas las medidas sociales disponibles, incluyendo salidas voluntarias, jubilaciones anticipadas y planes de desempleo parcial a largo plazo cuando sea apropiado.

«Airbus se enfrenta a la crisis más grave que este sector ha experimentado nunca», dijo el CEO de Airbus. «Las medidas tomadas hasta ahora por la compañía nos han permitido absorber el choque inicial de esta pandemia. Ahora debemos asegurar la sostenibilidad de la empresa y garantizar nuestra capacidad para salir de la crisis como líder mundial del sector aeroespacial, adaptándonos al mismo tiempo a los inmensos desafíos a los que se enfrentan nuestros clientes. Para afrontar esta realidad, necesitamos ahora tomar medidas de mayor envergadura. Nuestro equipo directivo y nuestro consejo de administración están decididos a limitar el impacto social de esta adaptación. Agradecemos a nuestros socios gubernamentales su ayuda para preservar nuestros conocimientos y nuestra experiencia, ya que han desempeñado un papel importante en la limitación del impacto social de esta crisis en nuestra industria. Los equipos de Airbus, sus habilidades y sus competencias nos permitirán ser los pioneros de una industria aeroespacial sostenible».