Formación y empleo, Industria

Airbus notifica a sus empleados sobre posibles despidos adicionales

No bastará con las prejubilaciones y salidas voluntarias

Airbus descarta ya que las salidas voluntarias, a través principalmente de prejubilaciones y mecanismos similares, sean suficientes para absorber el exceso de empleados que asegura tener en sus plantas de todo el mundo, incluidas todas las ubicadas en España-

A través de una carta firmada por el presidente ejecutivo, Guillaume Faury, dirigida a los 130.000 empleados del constructor aeronáutico europeo, el ejecutivo afirma que:

«Es poco probable que las salidas voluntarias sean suficientes», escribe Faury en la carta. En la misiva, Faury avisa que el plan de ajuste presentado a finales de junio tendrá que incluir despidos y que, además, no se pueden descartar futuras nuevas reducciones de plantilla.

Los sindicatos instan al fabricante de aviones a evitar despidos obligatorios, pues la misma ya anunció en junio el recorte de 15.000 puestos de trabajo antes del verano de 2021. De esa cifra, casi 1.600 trabajan en España, de una plantilla total de 13.000 trabajadores (7.500 en aviones militares, 4.400 en aviones comerciales y otros 600 en helicópteros).

Hasta ahora las salidas que la empresa negocia con los sindicatos afectan a 900 empleos en las plantas españolas de su división civil y a 722 en la división militar. En Andalucía, el recorte se repartiría en sus plantas militares de la siguiente manera: en San Pablo y Tablada (Sevilla), 100 y 118, respectivamente, y en El Puerto, 135. La planta de Puerto Real será la más dañada de la división civil, aunque se desconoce el número exacto de salidas.

“Desafortunadamente, la recuperación del tráfico aéreo durante el período de verano no ha estado al nivel con el que esperaba la industria”, escribe Faury. “Ahora debemos prepararnos para una crisis que probablemente será aún más profunda y prolongada de lo que sugerían los escenarios anteriores”.

Un portavoz de Airbus confirmó a Reuters que Faury había publicado una “actualización comercial general” para el personal como “parte del diálogo constante entre la alta dirección y los empleados de Airbus, que es crucial en estos tiempos difíciles para garantizar la transparencia y compartir información con nuestra fuerza laboral global”.

Sin embargo, fuentes sindicales acusan a Airbus de avivar deliberadamente la ansiedad del personal antes de comenzar las negociaciones laborales previstas para la próxima semana y recordaron que hay convocada un huelga general del sector para el próximo 22 de septiembre.