Airbus realizó el último vuelo de prueba del último avión súper jumbo A380, que en este caso será destinado a Emirates, el mayor operador de esta aeronave.

Por Alberto López

Este pasado domingo, el último Airbus A380 en construirse, matrícula F-WWSH (MSN 272), realizó su último vuelo de prueba antes de ser entregado. La aeronave partió desde la planta de Airbus en Hamburgo y realizó un vuelo al noroeste de Alemania.

La tripulación de ensayo efectuó varios patrones en el cielo, incluido uno en forma de corazón, alusivo al final de una era del mayor avión comercial de pasajeros construido hasta le fecha. Mientras que en lo que va del mes, esta aeronave ha  realizado tres vuelos de prueba de poco más de cuatro horas cada uno.

En ese sentido, el programa A380 llegará a su fin, oficialmente, este 16 de diciembre, cuando Airbus entregue a Emirates este último avión, con lo que finaliza así con 16 años de historia.

Este A380, se convertirá en el número 123 en la flota de súper jumbos de la aerolínea de medio oriente.

Hace dos años, el fabricante europeo confirmó que el programa del A380 finalizaría en 2022, esto debido a la falta de interés en el mercado, el alto costo operativo de un tetramotor frente a los modernos bimotores y lo difícil de hacer rentable llenar una aeronave de más de 500 pasajeros.

La pandemia, que cumple en marzo próximo dos años, aceleró la extinción del A380, pues fue el primer equipo en ser víctima del parón global en la industria; sin embargo, con la reactivación de la demanda mundial desde noviembre pasado y problemas técnicos recientes en los principales bimotores competidores, como el Boeing 787 y el Airbus 350, ha obligado a poner de regreso en línea de operación al súper jumbo.