ALSIM, el fabricante francés de simuladores, ha abierto una nueva área de producción junto a su histórica fábrica, en Le Loroux-Bottereau, Nantes.

El fabricante de simuladores de vuelo, con 26 años de experiencia, ha decidido ampliar sus capacidades de producción, a fin de responder a la creciente demanda del mercado.

Totalmente equipado con instalaciones modernas y de estilo aeronáutico, el edificio permite a ALSIM producir hasta 10 simuladores al mismo tiempo.

La producción se ha reorganizado para conseguir una mayor fiabilidad de los procesos de fabricación. Este cambio conduce a un aumento de la calidad de los simuladores y permitiría a ALSIM considerar la certificación ISO en un futuro próximo.

Además del equipo de producción, el equipo de ingenieros de hardware también se ha integrado a la instalación para reforzar las sinergias y permitir un trabajo aún más fluido y eficiente.