Por Nicolás Zorro Rincón   Los problemas con el Boeing 787 Dreamliner parecen no acabar ya que en los últimos días se conocieron nuevas fallas con la zona alrededor de las puertas, tanto de cabina como de bodega que obligaron a retrasar, aún más, la producción de este modelo. Esta nueva desaceleración de la producción […]

Este artículo está disponible solo para usuarios registrados. Regístrate aquí.