Boeing ha anunciado hoy sus planes de añadir tres líneas de conversión para el 737-800BCF. La compañía también ha firmado un pedido en firme con Icelease para once de los cargueros como cliente de lanzamiento para una de las nuevas líneas de conversión.

En 2022, la compañía abrirá una línea de conversión en las instalaciones de mantenimiento, reparación y revisión (MRO) de Boeing en Londres, su hangar de última generación en el Reino Unido; y dos líneas de conversión en 2023 en KF Aerospace MRO en Kelowna, Columbia Británica, Canadá.

«Construir una red diversa y global de instalaciones de conversión es fundamental para apoyar el crecimiento de nuestros clientes y satisfacer la demanda regional», expresó Jens Steinhagen, director de Boeing Converted Freighters. «KF Aerospace y nuestros compañeros de Boeing en Londres Gatwick cuentan con la infraestructura, las capacidades y la experiencia necesarias para ofrecer a nuestros clientes los Boeing Converted Freighters líderes del mercado.»

«Estamos muy contentos de ampliar nuestra relación con Boeing», dijo Gregg Evjen, director de operaciones de KF Aerospace. «Llevamos más de 30 años trabajando con la línea de productos de Boeing. Con nuestra experiencia en la conversión de carga, nuestra mano de obra altamente cualificada y todos los requisitos técnicos ya establecidos, estamos listos para ponernos a trabajar y ayudar a servir a los clientes de Boeing.»

Para Icelease, que recientemente ha ampliado su cooperación con Corrum Capital a través de una empresa conjunta llamada Carolus Cargo Leasing, el pedido de once 737-800BCF será su primer pedido de aviones de carga convertidos con Boeing. El arrendador será el cliente de lanzamiento de las conversiones en las instalaciones de MRO de Boeing en Londres Gatwick.

«Confiamos en la calidad y en el probado historial de los 737-800 convertidos de Boeing, y nos complace ser el cliente de lanzamiento de sus nuevas instalaciones de MRO en Londres», apuntó Magnus Stephensen, socio principal de Icelease. «Estamos deseando incorporar el carguero a nuestra flota para dar servicio a nuestra creciente base de clientes globales que operan rutas nacionales y de corta distancia».

A principios de este año, Boeing anunció que crearía una capacidad adicional de conversión de 737-800BCF en varios sitios, incluyendo una tercera línea de conversión en Guangzhou Aircraft Maintenance Engineering Company Limited (GAMECO), y dos líneas de conversión en 2022 con un nuevo proveedor, Cooperativa Autogestionaria de Servicios Aeroindustriales (COOPESA) en Costa Rica. Una vez que las nuevas líneas estén activas, Boeing tendrá centros de conversión en Norteamérica, Asia y Europa.

Boeing prevé que serán necesarias 1.720 conversiones de aviones de carga en los próximos 20 años para satisfacer la demanda. De ellas, 1.200 serán conversiones de fuselaje estándar, y casi el 20% de esa demanda procederá de compañías europeas, y el 30% de Norteamérica y Latinoamérica.