Boeing
Destacamos, Industria

Boeing centrará la producción del B787 en Carolina del Sur

A medida que la industria aeronáutica continúa abordando el impacto de COVID-19, Boeing anunció hoy que centrará la producción de los aviones B787 en sus instalaciones en North Charleston, en Carolina del Sur, a partir de mediados de 2021.

La decisión se produce cuando la empresa está tomando medidas estratégicas para preservar la liquidez y reposicionar ciertas líneas de negocio en el entorno global actual, para mejorar la eficiencia y mejorar el rendimiento a largo plazo.

En este sentido, el sistema de producción de la familia B787 se ha ajustado para adaptarse al contexto actual del mercado. Mientras que al mismo tiempo se prepara para aumentar la producción, a medida que el sector de la aviación comercial vaya superando la crisis.

La compañía comenzó a ensamblar aviones B787-8 y B787-9 en sus instalaciones de Everett, Washington, en 2007, y puso en funcionamiento la factoría de North Charleston como segunda línea de ensamblaje final en 2010. Sin embargo, solamente North Charleston está configurada para construir el modelo más grande de la familia, el B787-10.

La producción de los modelos más pequeños continuará en Everett hasta que el programa pase a la tasa de producción de seis aviones por mes en 2021.

 

La decisión está sustentada en un estudio

En julio, Boeing presentó un estudio sobre la viabilidad de producir 787 en un solo lugar. El mismo examinó los impactos y beneficios para los clientes, proveedores, empleados de Boeing y la salud general del sistema de producción.

El estudio es parte de una revisión empresarial en curso para reevaluar todos los aspectos de la huella de las instalaciones de Boeing, la estructura organizativa, la cartera y la combinación de inversiones, y la salud y estabilidad de la cadena de suministro.

El fabricante basa la decisión en este análisis, poniendo en valor las ganancias de viabilidad y eficiencia creadas por la consolidación, que permite a la empresa acelerar las mejoras y orientar las inversiones para brindar un mejor soporte a los clientes. Como resultado de esta medida, Boeing está evaluando los impactos potenciales en el empleo tanto en ambas instalaciones.