Loyal Wingman
Aviación militar, Destacamos, Industria

Boeing establece en Australia su primera planta de ensamblaje fuera de Estados Unidos

Boeing ha establecido en Australia su primera planta de ensamblaje fuera de Estados Unidos, en los más de 100 años que posee de existencia.

Por Alberto López

Sin embargo la planta, que se ubicará en la localidad australiana de Toowoomba, en Queensland, ensamblará Vehículos Aéreos no Tripulados (UAV por sus siglas en inglés) de uso militar, mejor conocidos como drones, y no aviones comerciales. Se trata del UAV militar Loyal Wingman.

La División de Defensa, Espacio y Seguridad de Boeing ha aportado el flujo de ingresos más sólido durante los difíciles últimos años para el fabricante estadounidense. La unidad ha reportado, en promedio, US$ 26.000 millones en ingresos cada año desde 2018, mientras que los ingresos de aviones comerciales de la compañía se desplomaron a US$ 41.000 millones o 72%, debido a la crisis del modelo Boeing 737 Max y la pandemia.

Según informa Boeing, Australia establecerá las instalaciones en el recinto aeroespacial y de defensa de Wellcamp, en el Aeropuerto de Wellcamp, en Toowoomba, para producir y ensamblar el Loyal Wingman, el primer avión de combate diseñado, desarrollado y fabricado en Australia en medio siglo. La aeronave no tripulada realizó su primer vuelo en febrero pasado.

“Este anuncio sigue a nuestro éxito con la primera instalación de pruebas de vuelo de drones comerciales de Australia en el aeropuerto de Cloncurry el pasado mes de diciembre, de la que Boeing fue el primer usuario. Es el resultado de un acuerdo que nuestro gobierno firmó con Boeing Australia el año pasado para apoyar el establecimiento de la instalación de ensamblaje final primario para el Boeing Loyal Wingman aquí en Queensland, sujeto a los pedidos de defensa. Se espera que el proyecto pueda generar hasta 1.000 millones de dólares para la economía de Queensland a lo largo de 10 años, y que no solo se beneficien las industrias de defensa”, dijo el Tesorero y Ministro de Inversiones de Queensland, Cameron Dick.

Este proyecto responde a la visión de la hoja de ruta y el plan de acción decenal de las industrias de defensa de Queensland, cuyo objetivo es aumentar significativamente los ingresos de defensa y generar 3.500 nuevos puestos de trabajo a tiempo completo para 2028.

El vicepresidente y director general de Boeing Defence Australia, Scott Carpendale, expresó que “estamos pensando a largo plazo en esta inversión, que podría ayudar a Australia a ganar cuota de trabajo en el futuro en otras oportunidades globales de defensa y aeroespaciales, además del montaje del Loyal Wingman”.

Este avión de combate no tripulado está diseñado para operar en equipo con aviones pilotados, al utilizar la inteligencia artificial para ampliar las capacidades de las plataformas con y sin tripulación.

Es una aeronave de unos 11,7 metros de largo, con un rendimiento similar al de un caza y con una autonomía de unos 3.700 kilómetros, mientras que podrá transportar cargas útiles, incluidos sensores de inteligencia, vigilancia y reconocimiento y guerra electrónica.

Boeing Australia está desarrollando actualmente seis Loyal Wingman en colaboración con las Reales Fuerzas Aéreas Australianas (RAAF), con pruebas de vuelo en curso.