Destacamos, Industria

Boeing suspende la producción del 737 MAX

El retraso en la certificación del 737 MAX ha forzado a Boeing a suspender la producción del modelo con efecto primero de enero.

El fabricante estadounidense emitió comunicado de prensa ayer 16 de diciembre (a las 5:04 hora Este USA, 23:05 hora española) confirmando lo que ya declaró su CEO, Dennis Muilenburg, hace unos meses: la producción del MAX tendría que parar si no se certificaba antes del final de 2019.

La suspensión de la fabricación se ha decidido “para priorizar las entregas de los aviones aparcados” y no implicará despidos de personal, que será recolocado en otras líneas de montaje.

“El retorno al vuelo con seguridad del 737 MAX es nuestra máxima prioridad. Sabemos que el proceso de certificación y vuelta al servicio del avión, así como los requerimientos de entrenamiento apropiado de las tripulaciones, debe ser sólido y robusto para asegurar que reguladores, clientes y pasajeros tengan confianza en las actualizaciones del MAX” declara la nota de prensa.

“Creemos que esta decisión es la menos lesiva para el sistema de producción a largo plazo y para la salud de la cadena de proveedores. Esta decisión se ha tomado teniendo en cuenta una serie de factores entre los que se incluye la extensión del plazo para la certificación a 2020, la incertidumbre sobre el plazo y las condiciones de la vuelta al servicio y las aprobaciones de entrenamiento y la importancia de asegurarnos de priorizar las entregas de los aviones aparcados en este momento”. Así mismo, asegura que esta decisión será reversible “de acuerdo a cómo y cuándo se vayan desarrollando los acontecimientos”.