El fabricante aeronáutico brasileño Embraer acordó combinar su filial de aviones eléctricos Eve con Zanite Acquisition Corp y cotizarla en la Bolsa de Valores de Nueva York, de manera de fondear el proyecto de los primeros pedidos de taxis voladores.

Por Alberto López

La transacción valora el capital de Eve en US$ 2.900 millones e incluirá la combinación con Zanite Acquisition Corp y una inversión adicional de un grupo que incluye a Embraer, Zanite, inversionistas financieros y socios estratégicos como Azorra Aviation, BAE Systems, Republic Airways, Rolls-Royce y SkyWest Melbourne.

Después de las transacciones, Eve, que cotizará en la Bolsa de Valores de Nueva York con la clave de pizarra EVEX, tendrá una posición de efectivo de US$512 millones que se utilizará para desarrollar el taxi volador de Eve.

La compañía ya posee una cartera de pedidos de US$ 5.000 millones, compuesta por 1.735 naves a batería que despegan y aterrizan verticalmente, conocidos por sus siglas en inglés eVTOL.

Embraer poseerá el 80% de Eve después de esta sociedad y la inversión adicional del grupo. Se espera que la posición de efectivo de Eve sea suficiente para financiar el desarrollo de taxis voladores a través de su certificación, prevista para 2025.

Embraer proporcionará infraestructura a Eve, incluida la asignación de ingenieros a los proyectos, campos de pruebas y equipos de simulación.

Por su parte, Zanite es una compañía de cheques en blanco, también comúnmente conocida como una compañía de adquisición de propósito especial o Spac, por sus siglas en inglés, formada con el propósito de efectuar una fusión, bolsa de capital, adquisición de activos, compra de acciones, reorganización o combinación comercial similar con una o más empresas.

A pesar de que Zanite puede buscar una oportunidad de adquisición en cualquier negocio o industria, tiene la intención de enfocarse en compañías en las industrias de aviación, aeroespacial y defensa, movilidad urbana y tecnologías emergentes.