Safran Aircraft Engines y la agencia nacional francesa de investigación aeroespacial ONERA han comenzado las primeras pruebas en túnel de viento con el ECOENGInE, un demostrador a escala 1:5 del futuro Open Fan.

Las pruebas se están realizando en las instalaciones del túnel de viento de ONERA en Modane (Francia). Esta arquitectura disruptiva, un pilar clave del programa de demostración tecnológica CFM RISE, es actualmente la más prometedora en términos de reducción de la huella medioambiental de la aviación.

El objetivo del Open Fan es reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 en un 20%, y hasta en un 80% si se combina con SAF o combustibles de aviación sostenibles, en la próxima generación de aviones comerciales de pasillo único para 2035.

Para respaldar el proceso de maduración de la aerodinámica y la acústica del Open Fan, Safran Aircraft Engines y ONERA firmaron recientemente un acuerdo marco para un ambicioso plan de pruebas de 2024 a 2028, basado en pruebas anteriores con el ECOENGInE.

Las pruebas realizadas en el ECOENGInE con el apoyo de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) en el marco del plan CORAC tienen por objeto demostrar las prestaciones aerodinámicas y acústicas del módulo del ventilador simulando velocidades de aire reales en un túnel de viento y validar el diseño de las palas del ventilador. Las aspas desempeñan un papel clave en la eficiencia global del motor.

En total, se realizarán más de 200 horas de pruebas durante esta campaña, seguidas de pruebas de simulación con el motor montado en la sección alar de un avión de demostración. Para estas pruebas, Safran Aircraft Engines se beneficia del conocimiento y la experiencia de los equipos de ONERA y del uso del túnel de viento sónico más grande del mundo. El túnel S1MA es una instalación de prueba única en términos de tamaño (8 metros de ancho o más de 26 pies) y velocidad del flujo de aire, lo que permite probar motores aislados o montados en una estructura de ala. Por tanto, desempeña un papel crucial en el desarrollo de nuevos sistemas de propulsión para la próxima generación de aviones.

La empresa está coordinando la demostración del proyecto Clean Aviation OFELIA (Open Fan for Environmental Low Impact of Aviation), en el que participan 26 socios europeos, incluida ONERA. Safran también está trabajando en una serie de otros componentes tecnológicos importantes junto con la arquitectura del ventilador abierto, como la propulsión híbrida.

«Se está implementando un amplio programa de pruebas en todas las instalaciones de Safran para promover la madurez de estas tecnologías, que son clave para ayudar a que el transporte aéreo alcance la neutralidad de carbono para 2050.Por ejemplo, nuestro centro de Villaroche, en Francia, ya ha completado las pruebas de ingestión en álabes Open Fan y actualmente está construyendo una nueva instalación de banco de pruebas. Entrará en funcionamiento en 2025, contará con una cámara de 8 metros de ancho y se utilizará para realizar pruebas de desarrollo y certificación para el programa RISE» explican fuentes de Safran.