Destacamos, Industria

Se acuerda la suspensión arancelaria a Boeing y a Airbus

EE.UU. y la UE han anunciado un acuerdo para poner fin a la disputa comercial sobre los subsidios a las aeronaves. Ambas partes han acordado suspender los aranceles durante cinco años.

El acuerdo se enmarca en la primera visita del presidente estadounidense Joe Biden a Europa. Se trata de un acuerdo que pone fin a una disputa de 17 años y que afecta a la exportación de productos españoles como el aceite de oliva

El presidente de Estados Unidos ha accedido este martes a un acuerdo por cinco años con la Unión Europea para suspender los aranceles por la disputa entre el fabricante estadounidense Boeing y el europeo Airbus a cambio, según recogen medios generalistas, de un mayor apoyo frente a China. En ese sentido, el presidente ha dejado claro que EEUU desea tener una estrategia de frente común con sus aliados ante el gobierno de Pekín.

A fin de obtener el respaldo europeo, Biden habría cedido en el asunto de los aranceles en la disputa Boeing-Airbus. Sobre el conflicto Boeing-Airbus, la secretaria de Comercio estadounidense, Katherine Tai, ha explicado que el acuerdo con la UE contempla extender la suspensión de los aranceles mutuos por cinco años, a partir del 11 de julio.

En relación al acuerdo, Boeing ha emitido la siguiente declaración: “Boeing acoge con satisfacción el acuerdo de Airbus y la Unión Europea de que todo el apoyo gubernamental futuro para el desarrollo o la producción de aviones comerciales debe proporcionarse en condiciones de mercado. El acuerdo alcanzado hoy compromete a la UE a abordar el tema de los ‘launch aids’ y deja en vigor las normas necesarias para garantizar que la UE y los Estados Unidos cumplan con ese compromiso, sin requerir más acciones de la OMC. Boeing apoyará plenamente los esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos para garantizar que se respeten los principios de este acuerdo”.

Posible fin a una disputa histórica

El pasado mes de marzo se sellaba un acuerdo entre ambas partes para suspender durante cuatro meses todos los aranceles de represalia sobre las exportaciones de ambos bloques impuestos en el marco de las disputas de Airbus y Boeing. La suspensión permitía que ambas partes se concentren en resolver esta larga disputa y proporciona un impulso importante a los exportadores de la UE, ya que la administración Trump había aprobado aranceles por valor de 7.500 millones de dólares a las exportaciones de la UE a EEUU. De manera similar, los aranceles de la UE se suspenderán por valor aproximadamente de 4.000 millones de dólares.

En 2018, el Órgano de Apelación de la OMC constató que la UE y sus Estados miembros no habían cumplido plenamente las resoluciones de la OMC con respecto a las subvenciones de la UE a Airbus. En marzo de 2019, confirmó, por su parte, que Estados Unidos no había tomado las medidas adecuadas para cumplir con las normas de la OMC sobre subvenciones a Boeing.

En octubre de 2019, la OMC autorizó a EEUU a tomar contramedidas contra las exportaciones europeas por valor de hasta 7.500 millones de dólares, y EEUU impuso estos aranceles el 18 de octubre de 2019.

En octubre de 2020, la OMC autorizó a la UE a tomar contramedidas similares sobre exportaciones estadounidenses por valor de 4.000 millones de dólares contra los subsidios estadounidenses ilegales al fabricante de aviones Boeing, y la UE decidió el 9 de noviembre de 2020 –nada más celebrarse las elecciones que desalojaron a Trump de la Casa Blanca– imponer sus contramedidas. El 31 de diciembre de 2020, EEUU cambió el periodo de referencia para el cálculo de sus sanciones, con lo que aumentó sustancialmente el abanico de productos de la UE sujetos a aranceles. El viernes 5 de marzo, Bruselas y Washington se dieron 4 meses sin aranceles para buscar una salida.

Airbus
Airbus

 

Reacciones en la Industria aeronáutica española

Por su parte, la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio (TEDAE) emitió un comunicado detallando que acoge favorablemente la decisión de suspender por un período de cinco años todos los aranceles impuestos entre Estados Unidos y la Unión Europea como solución a la disputa mantenida en la OMC por las ayudas de los estados a los aviones comerciales de más de 100 plazas. Se crea además un mecanismo (WG de LCA) que asegure unas condiciones de igualdad (level playing field) en el uso de instrumentos de colaboración aceptados por la OMC.

Desde la asociación también indican que es un gran paso para la recuperación de la economía y considera que estos aranceles, en caso de no haber llegado a un acuerdo, habrían tenido un impacto negativo para los dos países y no solo para sus industrias aeronáuticas y aerolíneas, sino también sobre el empleo, los proveedores y los viajeros y otros sectores no relacionados con la disputa.

La contribución a la economía española del sector aeronáutico, en términos de PIB, se aproxima a los 16.000 millones de euros anuales, de los que más de la mitad (60 %) corresponde a la aviación civil. Por ese motivo, desde la asociación española explican eliminar las trabas al desarrollo de este sector y al comercio internacional es algo muy positivo que repercutirá en nuestra economía.