ermes, tecnobit
Industria

Tecnobit desarrolla un nuevo cargador de claves avanzado

Tecnobit está en proceso de desarrollo de un cargador de claves avanzado, validado por el CCN – PYTEC y el INTA en pruebas realizadas para múltiples dominios de seguridad, tanto para claves nacionales como UE y OTAN.

El cargador de claves, denominado Ẽrmes, es crítico para la seguridad nacional, y se basa en tecnología cien por cien española de Tecnobit-Grupo Oesía. Lo que dotará de mayor confiabilidad a las operaciones de todas las plataformas de las Fuerzas Armadas, incluyendo las aéreas,  en las que se procese información clasificada.

Tecnobit-Grupo Oesía tiene una larga trayectoria en el ámbito de la gestión de claves, que se inició en el año 2013 con el desarrollo del sistema Bulkano de carga de claves para el Eurofighter, siguiendo normativa OTAN. La compañía es, además, el proveedor nacional para la gestión de claves OTAN a través de un sistema EKMS (Electronic Key Management System) y lidera el desarrollo del módulo de seguridad del receptor del Servicio Público Regulado (PRS) de Galileo, incluyendo la carga de claves y el cifrado del canal secundario nacional.

Además de incluir tecnología cien por cien española, el nuevo cargador de claves tiene claras ventajas competitivas sobre el mercado internacional. Entre otras, permite usar el mismo equipo en dos dominios de seguridad simultáneos (multidominio entre OTAN/UE/Nacional) e incluye un interfaz de usuario moderno y amigable que facilita enormemente la gestión de las operaciones realizadas.

Durante 2021 se llevarán a cabo las pruebas de calificación ambiental del equipo, así como la certificación nacional de seguridad para proteger información hasta nivel RESERVADO, abordando las certificaciones de seguridad de nivel internacional en 2022. Estos avances y pruebas realizadas en equipos reales (como receptores PRS, MIDS, cifradores, módulos de seguridad, otros cargadores de claves como SKL) posicionan a Tecnobit no solo como proveedor nacional, sino que abren oportunidades de exportación de tecnología en el sector defensa europeo para nuevos servicios como PRS.

Disponer de esta capacidad con tecnología española aporta una garantía de confianza y seguridad para las operaciones de las Fuerzas Armadas, ya que su mantenimiento, soporte e incluso el acceso a dichos equipos queda bajo soberanía nacional, facilitando la independencia tecnológica de otros países, sus políticas de exportación y plazos de entrega.