El Ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, confirmó el pasado 27 de febrero que el mayor avión de carga del mundo, el AN-225 Mriya, fue destruido durante un ataque ruso al aeropuerto de Gostomel/Antonov, en el norte de Ucrania, el 24 de febrero.

Según la información trascendida, el avión parece haber sido destruido en un incendio provocado por el intercambio de misiles entre helicópteros de ataque rusos y ucranianos en un combate aéreo sobre el aeropuerto.

El aeropuerto es la sede del fabricante ucraniano  de aviones Antonov y la base del  An-225.

El avión voló por primera vez en 1988 y en un principio estaba destinado a transportar el transbordador espacial ruso Buran. Posteriormente se convirtió en un avión de carga y fue demandado en todo el mundo para transportar cargas pesadas y voluminosas demasiado grandes para otros aviones.

«Este era el avión más grande del mundo, el AN-225 ‘Mriya’ (‘Sueño’ en ucraniano). Rusia puede haber destruido nuestro ‘Mriya’. Pero nunca podrán destruir nuestro sueño de un Estado europeo fuerte, libre y democrático. ¡Prevaleceremos!» publicó Kuleba en la red social Twitter.