Destacamos, Industria

Vuelve la producción del 737 MAX a vuelo lento, mientras se difieren entregas

Boeing retomó la producción de su 737 MAX a vuelo lento; mientras, muchos clientes, con pedidos significativos, han diferido las entregas del nuevo modelo.

Por Alberto López

Boeing confirmó que los trabajos se reiniciaron en la planta de la compañía en Renton, Washington, mientras implementaba planes para la seguridad laboral y la calidad de la producción.

“Hemos estado en un continuo viaje para desarrollar nuestro sistema de producción y hacerlo aún más fuerte”, dijo el vicepresidente y administrador general del programa 737 MAX, Walt Odisho.

Sin embargo, el Senado de los Estados Unidos programó una nueva audiencia por explicaciones en la certificación del accidentado modelo con el jefe de la FAA, Steve Dickson, para el próximo 17 de junio.

La práctica usual de la FAA de delegar tareas de certificación a Boeing para el MAX recibió severas críticas, que se exacerbaron cuando hace poco la agencia reafirmó que no piensa realizar cambios sobre esta delegación.

El Comité de Transporte de la Cámara calificó en marzo la revisión de certificación de la FAA del 737 MAX como “extremadamente insuficiente” y dijo que la agencia había fallado en su deber de identificar problemas clave de seguridad.

Se espera que el inspector general del Departamento de Transporte de los Estados Unidos publique pronto un informe de investigación en la certificación del avión, pero no haga recomendaciones.

Mientras, muchos clientes de Boeing, si bien no han suspendido pedidos significativos, si los han diferido.

Tal es el caso de una de las compañías de leasing de aeronaves más importantes del mundo, como SMBC Aviation Capital, que indicó que acordó aplazar la entrega de 68 737 MAX hasta 2025-2027, pero agregó que no planeaba cancelar ningún pedido por el momento.

Arbitraje con Embraer

Por otro lado, trascendió esta semana que Boeing iniciará un proceso de arbitraje por el acuerdo fallido con el fabricante brasileño Embraer por US$4.200 millones.

De la misma forma, Embraer anunció a finales de abril pasado que había comenzado un proceso de arbitraje contra Boeing por la inesperada cancelación del acuerdo.