B787, Aeromexico
Destacamos, Latinoamérica

Aeroméxico logró acuerdo con pilotos y sobrecargos para evitar huelga

Aeroméxico logró acuerdo con pilotos y tripulantes de cabina para evitar huelga; aparte de cumplir con los requisitos de un fondo de inversiones le ha impuesto a cambio de la inyección de hasta US$1.000 millones.

Por Alberto López

La aerolínea de bandera mexicana anunció el acuerdo, sin mayores detalles, con la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México (ASSA) y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) para modificar sus contratos colectivos, debido a la reestructura financiera de la empresa.

ASPA reveló en un comunicado por separado que los pilotos aceptaron reducciones por un total de 350 millones de dólares en los contratos colectivos para los próximos cuatro años.

El sindicato precisó que esto implica una disminución salarial de entre 5 % y 15 % según el contrato de cada piloto, la liquidación de 79 aviadores, la separación temporal sin goce de sueldo de otros 40, y reducciones en viáticos y prestaciones.

“Si bien es cierto que las reducciones y liquidaciones significan un gran esfuerzo en el ingreso de todos los pilotos y sus familias, este acuerdo representa el compromiso indeclinable de ASPA con el futuro de las aerolíneas”, indicó el sindicato en su información oficial.

Los sindicatos amenazaron con una posible huelga desde que el 11 de enero Aeroméxico pidió a la Secretaría de Trabajo la terminación por fuerza mayor de los contratos colectivos por recortes derivados de la crisis del Covid-19 sobre la industria aérea global.

La aerolínea anunció días después el despido de 374 tripulantes de cabina, que se sumarían a los 616 que anunció el año pasado, con lo que totalizarían 990 sobrecargos despedidos de cerca de 2.700 tripulantes que había antes de la pandemia.

Aeroméxico experimentó una caída del 54,2 % en el transporte de pasajeros en 2020, por lo que se sometió en junio anterior al Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos en un tribunal de Nueva York para conseguir una reestructura financiera.

Por su parte, el sindicato de sobrecargos no reveló las condiciones de la negociación, pero su secretario general, Ricardo del Valle, compartió que el nuevo acuerdo contó con 926 votos a favor y 783 en contra.

“Ha sido un proceso difícil y doloroso por las flexibilidades otorgadas por el Covid-19, Aeroméxico debe reconocer nuestro esfuerzo”, expresó Del Valle.

Aeroméxico argumentó que los acuerdos de las negociaciones laborales eran necesarios para que la compañía pueda cumplir con ciertos compromisos y objetivos requeridos para continuar con la refinanciación.

La aerolínea prometió que seguirá operando, ofreciendo servicios a sus clientes e implementado los ajustes necesarios ante la crisis.

“La compañía continuará fortaleciendo su situación financiera y su liquidez, protegiendo y preservando la operación y activos, e implementando los ajustes necesarios para enfrentar el impacto derivado del Covid-19”, agregó Aeroméxico.

La secretaria de Trabajo de México, Luisa María Alcalde, celebró la “votación democrática” para evitar la quiebra de Aeroméxico, aunque reconoció el momento difícil para pilotos y sobrecargos. “Confiamos en que vendrán tiempos mejores”, tuiteó la funcionaria.