Waman, Aerosun
Destacamos, Latinoamérica

El avión argentino Waman avanza hacia la certificación

Hacía varios años que la industria aeronáutica argentina no tenía un proyecto de esta envergadura. El proyecto Waman nació hace unos 5 años, en el Aeródromo de la localidad de Sunchales, en la provincia de Santa Fe, en el corazón de Argentina.

Por A.T. / Fotos: Aerosun

Se trata del primer avión diseñado desde cero en Argentina, es una aeronave de entrenamiento liviano con motor Rotax de 100 caballos, con 90 nudos de velocidad de crucero, muy altos niveles de calidad y que responde a estándares internaciones, tanto en materiales de estructura como a nivel de terminaciones al detalle, pero con un coste operativo competitivo.

El Waman quiere competir en primera línea con los aviones LSA (Light Sport Aircraft), por eso combina un motor Rotax, de bajo mantenimiento y diseño de interiores “Made in Italy”.

Dario Bolatti, presidente de Aerosun S.A. y uno de los socios fundadores, describe el proyecto de la siguiente manera: “No queremos sacar algo al mercado que no tenga el nivel con el que queremos competir, pusimos la vara muy alta y lo estamos logrando paso a paso”.

waman, aerosun,
Waman
waman, diseño
Diseño del Waman

El proyecto Waman

El proyecto nació muy tenuemente con ideas de un grupo de socios vinculados en la aeronáutica y al Aeródromo de Sunchales, hasta que se incorporó el diseñador aeronáutico Pedro Campo, con trayectoria muy ligada a la industria automovilística y aeronáutica.
A partir de entonces, en estos 5 años, ya fabricaron el primer avión que ya está volando. El 3 de febrero de este año comenzaron a construir la segunda aeronave. “Lo que en la primera nos llevó 4 años, en la segunda aeronave esa misma parte la hicimos en 2 meses. Estamos al mejor nivel que existe en aeronáutica, pero la pandemia nos frenó todo el tema de certificaciones” detalla el presidente de Aerosun S.A.

waman, aerosun
El avión de instrucción Waman.

Camino a la certificación LSA y más

“Queríamos primero certificar con la LSA, luego vimos que nuestro producto es muy bueno y estamos en contacto con la ANAC y vamos a ir por la FAR23”. “No es poca cosa, estamos convencidos y los cálculos dan para todo eso” Apunta Bolatti.

Al mismo tiempo que el proyecto sigue en desarrollo, Aerosun da continuidad con otros desarrollos de aviones experimentales, así como la venta de horas de ingeniería.

“Estamos convencidos que a mediados de septiembre nuestro avión va a estar listo, y vamos a estar, para nuestra certificación, que es la LSA. De la FAR 23 no puedo decir nada, porque lleva mucho más tiempo, ensayos en vuelo y una cantidad de cosas que ya no van a depender de nosotros directamente”. Detalla Bolatti.

Aerosun apunta a una aeronave competitiva en precio y con buenas prestaciones. También adelanta que se está trabajando con entidades financieras para ofrecer a los aeródromos y escuelas de vuelo facilidades en la financiación, pero lo que realmente distinguirá al producto es su calidad; así lo explica Bolatti: “Trabajamos mucho en ingeniería de fabricación, porque el mercado aeronáutico es pequeño y muy exigente, entonces los productos buenos enseguida se conocen”.

Waman, Aerosun, cockpit
Interior del Waman

Características técnicas

El Waman es una aeronave biplaza lado a lado, íntegramente construida con materiales aeronáuticos, como el aluminio alclad 2024-T3, totalmente con bulonería aeronáutica, remaches sólidos de tipo AN426 para zona aerodinámica o mojada y AN470 para la zona interior. Está propulsado por un motor Rotax 912 ULS de 100HP, el cual mueve una hélice Clerici bipala de 1750 mm de diámetro. La misma fue concebida por el reconocido diseñador Pedro Campo, mientras que la fabricación de la célula de aluminio es obra del constructor aeronáutico Juan Carlos Garibaldi.

El Waman posee dos tanques de combustible (uno en cada ala), con una capacidad de 50 litros cada uno. Sus alas son de cuerda constante y alerones frises balanceados, flaps simples de accionamiento eléctrico de tres posiciones, comandos por barras de empuje. Estructura clásica, larguero en tres tramos, con tramo central integrado en fuselaje. Empenaje horizontal cantilever de cuerda constante. Tren con rueda de nariz comandada 550-5 y principales de 660-6 pensado para aeródromos con pista de tierra. Frenos diferenciales hidráulicos a disco MATCO, accionables desde ambos puestos. Comando por barras excepto el timón de dirección. La cabina tiene puertas expulsables y ventilación.

El cockpit está equipado con aviónica de última generación con dos pantallas Dyon de 10″ con visión sintética, transponder modo S y fusilera electrónica VPX. Luces de exteriores de LEDs (puntera y landing).